Hormonas enraizantes caseras para cultivo de marihuana

Hormonas enraizantes caseras para cultivo de marihuana

La benerva es una ampolla de vitamina B1 utilizada para fomentar la creación de raíces, y es muy barata en cualquier farmacia. Pero antes de tocar ese tema, quisiéramos hablarles de lo que, a nuestro juicio, es el mejor producto existente para la creación de esquejes, tanto semileñosos como de madera tierna: la miel.

En el supermercado encontrará miel con toda seguridad y a precios más que económicos. Cierto es que cuando mejor (más natural) sea el producto, mejores resultados obtendremos. Pero tampoco necesitamos que sea la mejor del mundo. Una miel sencillita servirá a la perfección.

Al utilizar miel seguiremos el proceso normal que empleamos cuando hacemos nuestros esquejes. Haremos un corte en bisel de 45 grados, después introduciremos la parte del corte en la miel, a continuación la parte repleta de miel en agua, y después al agujero que hemos practicado en el sustrato para introducir el esqueje. Es decir: todo igual que con hormonas de enraizamiento compradas en cualquier grow o vivero. La única diferencia es que es mucho más barato haciéndolo así.

VENTAJAS DE LA MIEL

Bueno, en realidad no es la única diferencia. La miel tiene muchas ventajas sobre las demás hormonas. Aparte de ser un medio cien por cien orgánico, la miel tiene propiedades antihongos y antibacterianas. Su asepsia es absoluta, lo que nos garantiza un enraizamiento libre de problemas.

Por si fuera poco, el hecho de ser tan compacta hace imposible que nuestros esquejes puedan perecer por embolia. Ya sabéis: cuando una burbuja de aire penetra en el tallo. La miel hace de tapón natural evitando este problema tan desagradable.

Además, produce un efecto en nuestros esquejes conocido como fagocitosis, que consiste en el hecho de ir alimentando a las células del cambium a través de los distintos azúcaras que contiene. Este delicioso producto contiene hormonas que hacen que nuestros esquejes enraícen.

La técnica de enraizar usando miel no es nueva, ni mucho menos. En países como Australia se lleva haciendo más de 40 años y ya son muchos los jardineros que no quieren ni oír hablar de otro sistema. ¡Por algo será!

Si se decide por esta forma de enraizamiento no olvide mantener siempre el sustrato húmedo (no empapado) al igual que hace con sus esquejes normales. Si no lo hace, corre el riesgo de que la miel se cristalice matando a su clon.

Pero, en definitiva, eso es algo que hacemos siempre con todo tipo de esquejes, así que no existe diferencia remarcable en este sentido. Sobre todo, no olvide que nada como los productos orgánicos para todo. Son más respetuosos con el medio ambiente.

Una de las más prestigiosas jardineras de los U.S.A. Yolanda Vanveen, asegura en sus reportajes que no hay nada como la miel para enraizar. Para demostrarlo hace unos videos muy interesantes que pueden seguir en Yotube.


SAUCE LLORÓN

Otra de las formas más interesantes e infalibles de hacer nuestras propias hormonas enraizantes es utilizando las ventajas de los sauces llorones (Saliz Babylonica). Supongo que casi todos sabrán lo que es un sauce llorón, ¿no? Los tienen en cualquier parque y, sobre todo, a orilllas de cualquier río o estanque.

Si cogemos un esqueje o rama de estos árboles y lo introducimos directamente en la tierra enraizará sin problema alguno. Puede cortar un sauce llorón de un metro de diámetro por la mitad y meter la mitad separada en tierra.

¡Tenga la seguridad de que en breve estará repleto de raíces y pletórico! Esto es debido a las hormonas que tienen y que los convierten en ideales para nuestros propósitos. A continuación les facilitamos la receta que nosotros utilizamos siempre y que jamás ha fallado.

Cogemos unas cuantas ramas de sauce tiernas, es decir, las que ha desarrollado en primavera. Cogemos hojas y tallo y los cortaremos en trozos de unos cinco centímetros. No hace falta una gran precisión; hablo en términos aproximados.

Pensad que necesitaremos el equivalente a un vaso de trocitos por litro de agua. A continuación pondremos agua a hervir y, una vez llegue al punto de ebullición, echaremos nuestros trocitos, apagando el fuego, y dejaremos la mezcla reposar durante un par de horas.

Si no le apetece poner a hervir agua, eche sencillamente los trocitos en el agua y déjalos allí macerando un par de días. Es lo mismo. ¡Et voilà! Ya tenemos nuestra base enraizante. Procederemos como de costumbre. Haremos nuestros esquejes como siempre e introduciremos sus partes inferiores en nuestro mejunje. Para un mayor éxito los dejaremos allí entre dos y cinco minutos. Os aseguramos el éxito total de la operación y con un coste de cero euros.
EN TEMPORADA DE INVIERNO

Pero supongamos que decide probar este sistema en invierno, cuando los sauces no han brotado todavía. O sea, que no tienen hojas. En ese caso lo que deben hacer es seguir el mismo procedimiento por con trocitos de corteza. Todo lo demás es lo mismo, cantidades incluidas.

Por otra parte piensen que en este sistema es mejor poner de más que de menos. ¿Por qué? Sencillamente porque por mucho que pongamos no afectará negativamente el esqueje; lo contrario de lo que sucede con las hormonas en polvo convencionales de enraizamiento.

Si ponemos demasiado es muy negativo y deja de producir el efecto deseado. Con lo que nos vemos obligados a ser precavidos en su dosificación. Con el sauce llorón no se tendrá que preocupar por este aspecto ciertamente engorroso.


VITAMINA B1

Al principio de este reportaje hemos mencionado la benerva, vitamina B1 en ampollas muy baratas que se compran en cualquier farmacia sin dificultad. Si no lo tuviesen, ellos mismos se las encargan y esa tarde se las entregan.

La primera vez que se habló de este producto para el desarrollo de raíces fue hace ya más unos cuantos años y, desde entonces, no se para de hablar de ello en todos los foros cannábicos. En realidad es una técnica que proviene del mundo bonsái y que es aplicable al cannabis o a cualquier otra especie verde.

Lo que sucede es que esta vitamina B1 se emplea fundamentalmente para la promoción de raíces ya existentes más que para la creación de nuevas partiendo de cero. Pero, sin embargo, también se puede usar perfectamente en dicho menester. De hecho, el cannabis enraíza con suma facilidad.

Este verano pasado cortamos unos esquejes de nuestras plantas de exterior y los metimos en un vaso de agua que colocamos a la sombra. No hicimos nada más. Ni creamos un ambiente especial de humedad ni nada por el estilo. Tan solo los pusimos a la sombra asegurándonos de que jamás recibirían sol directo.

También quitamos todas las hojas menos el último par. Pues bien, en cuestión de 20 días todos los esquejes habían desarrollado unas raíces considerables. Si a esa agua le hubiera añadido benerva, hubiera acelerado el proceso notablemente.

¿QUÉ DOSIFICACIÓN EMPLEAMOS?

En realidad no existe una dosis predeterminada. Nosotros, personalmente, metemos 3 ampollas por cada litro de agua y punto. Removemos bien y dejamos los esquejes reposando en este mejunje al menos una hora.

A continuación los metemos en su contenedor de enraizamiento y a seguir el proceso normal de esquejado. Es fácil, barato, eficaz y muy cómodo. Pero, sobre todo, barato.

Pensad que por poco más de un euro solucionamos lo que de otra manera nos cuesta alrededor de los 10 euros. Laa crisis también nos afecta a los cannabicultores..

Como verán, cualquiera de los tres sistemas que os proponemos es muy fácil y económico. En algunos casos, como es el del sauce llorón, es totalmente gratis. Todos tienen alguna tienda cerca de casa donde comprar miel y una farmacia para comprar o encargar la benerva. En definitiva, si no dispone de medios económicos, no permita que ello merme su capacidad de producción.

Deja un comentario

Cerrar menú
X
×
×

Carrito