Consejos de cultivo para plantas autoflorecientes

Please log in or register to like posts.
Noticia
Vamos a tratar de darles unos sencillos consejos para asegurar que sus plantas autoflorecientes rindan lo máximo posible.
Antes de nada queremos remarcar que el factor mas limitante en la producción de las plantas autoflorecientes es su breve periodo de crecimiento, de aproximadamente unos 20 días en casi todas las variedades.
Cualquier percance o falta de condiciones ideales, sobre todo en el primer periodo de crecimiento de la planta autofloreciente impedirá que la planta se desarrolle correctamente, quedando demasiada pequeña y reduciendo notablemente su producción. Cuando una planta detiene por algún motivo su desarrollo normal tarda unos dias en recuperar el ritmo, incluso después de haber solventado el problema; siendo en las plantas autoflorescientes el periodo de crecimiento tan breve, un pequeño error puede fácilmente detener la planta una semana, perdiendo así un 30% del tiempo util de crecimiento y por lo tanto de cosecha.
Transplantes tardíos o sobrefertilización son prácticamente fatales para estas plantas.
Es por ello que una de las mejores maneras de garantizar el éxito es empezar directamente en la maceta definitiva, utilizando abonos biológicos mezclados con el sustrato a emplear. El humus de lombriz hasta concentraciones del 30% es una apuesta segura, pues nos garantiza nutrición suficiente sin riesgo alguno de quemar las plantas.
Una maceta de al menos de12 litrospuede ser bastante para todo el desarrollo y floración de la planta.
La cantidad de sol y la temperatura, es importante también, que sean autoflorecientes no implica que no necesiten horas de luz, al contrario, como todas las demás plantas cuantas mas horas de luz directa reciban mejores resultados se obtendrán. Asimismo temperaturas demasiado bajas pueden ralentizar e incluso detener el crecimiento, por lo que si se cultivan fuera de la temporada natural (de febrero a septiembre) es conveniente utilizar un pequeño invernadero.
Siendo la fertilización una posible fuente de problemas, tanto por carencia como por exceso, una de las mejores soluciones para novatos es realizar un transplante al inicio de la floración, mezclando con el substrato un abono rico en fósforo y potasio, como por ejemplo el guano de murciélago.
De este modo incluso añadiendo solo agua garantizaremos unos resultados aceptables, ya que el consumo de nutrientes de estas variedades no es muy elevado.
El uso de fertilizantes comerciales mejora sin duda el rendimiento, si la tierra era bien rica es conveniente emplearlos alternando riegos, uno si uno no, con lo que no deberíamos tener problemas de sobrefertilización.
Una de las grandes ventajas de las plantas autoflorecientes es que al ser de corto el ciclo, las posibilidades de problemas por acumulación de sales en el contenedor son prácticamente nulas. Lo mismo sucede con los problemas de plagas al ser tan corto el ciclo la mayoría de las veces es preferible emplear métodos de contención que no sean muy agresivos con la planta, los insecticidas biológicos suaves que en muchas ocasiones no destruyen las plagas por completo son una opción perfecta en estas variedades, no es conveniente tratar de destruir la plaga con insecticidas fuertes que puedan provocar un shock a la planta, mejor contener la plaga hasta el momento de recoger.
Conviene recoger aproximadamente a los 50-60 días del inicio de la floración, esto son entre 70-80 días desde la siembra, por mas que se empeñen en decir que es menos. De todos modos al igual que en las variedades autoflorecientes lo mejor es observar los tricomas con una lupa para decidir el momento exacto.

Reactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *