Publicado el

Iluminación para cultivo interior

Para el desarrollo y el crecimiento de la marihuana, se requiere gran cantidad de luz. En el cultivo de exterior este problema se solventa gracias a la luza del sol. Pero en elcultivo de interior, hay que proveer a las plantas de cannabis de la luz necesaria por medio de focos especiales. Hay que usar dos diferentes tipos de luz para el cultivo de marihuana durante toda su vida. Esta página describe la cantidad y el tipo de luz que necesita.

Durante la etapa de rápido crecimiento vegetativo, la marihuana necesita una gran cantidad de luz durante casi todo el día (unas 16 horas de luz, y 8 de oscuridad). El color de las luces suele estar indicado en el envase como la temperatura de color, expresada en grados Kelvin. La temperatura de color que hay que usar en esta etapa de crecimiento estará en el rango de 6.500 K. Una regla para tener en cuenta es la que dice que se necesita por lo menos un índice de 2.000 lúmenes por metro cuadrado de cultivo de interior.

Hay varios tipos de luces que funcionan bien en este rango de color. Se pueden onterner luces de haluro de metal o MH, que son de las más económicas. Son ideales para la fase de crecimiento vegetativo del cannabis, y tienen una potencia adecuada. las bombillas de MHrequieren balastros para funcionar, que son los focos donde se enganchan, y que suelen llevar refractores para aprovechar al máximo la luz que se emite en tondas direcciones, y dirigirla hacia abajo y los costados, que es donde estarán las plantas de marihuana. Una de sus desventajas es que producir bastante calor, y lo recomendable es comprar un sistema de ventilación, que además disimule el olor.

Otro tipo de bombillas son los fluorescentes, y son ideales para una etapa temprana de crecimiento, cuando las plantas aún no son muy altas. En los últimos años, la cantidad de luz y la calidad de los fluorescentes ha mejorado notablemente. Uno de los tipos de fluorescentes que se pueden utilizar son los conocidos como CFL CFL o lámparas fluorescentes compactas. Tienen una alta potencia de luz y están disponibles en el mercado con varios rangos del espectro de luz. Para la fase de crecimiento vegetativo, hay que utilizar bombillas de luz con luz similar a la del día al aire libre, con una temperatura de color de 6.500 K. Cuando está encendido, parecen un limpio color blanco, casi azul. CFL son recomendables en la iluminación en fases tempranas de crecimiento. Emiten muy poco calor.

En la etapa de floración, la planta de marihuana crece mejor con una mayor proporción de luz roja del espectro (sobre 2.700 K). Sólo necesita la mitad de horas de luz, unas 12 horas. La cantidad de luz que reciben se puede aumentar, llegando al extremo de 3.000 lúmenes por metro cuadrado. En este caso, los tubos fluorescentes no nos van a ofrecer tanta cantidad de luz, y menos para este espectro de color. Aunque hay una variedad de fluorescentes CFL, que pueden llegar a este espectro y se venden remarcando la característica de que emiten una suave luz blanca. La luz tienen un color anaranjado-amarillento.

Una luz más brillante y que funciona a la perfección en este espectro son las bombillas de alta presión de sodio, o HPS. Las luces de HPS requieren un sistema más complejo de instalación. Emite mucho calor, por lo que se deben colocar un poco más alejadas de las plantas que los fluorescentes, y el sistema de ventilación en este caso es casi indispensable. La verdad es que este tipo de focos se pueden usar durante toda la etapa de crecimiento, y los resultados en cuanto a producción y calidad de las plantas de marihuana son excelentes. La desventaja es que son más caros que los tipos de bombillas anteriormente citados, aunque al final el esfuerzo económico merezca la pena.
Vamos a hacer un resumen de los tipos de bombillas y cuando se pueden utilizar:

– Bombillas de halogenuros metálicos: luz de alta intensidad con mucha luz en el espectro azul. Requiere un balastro para ser usado. Para la fase de crecmiento.
– Luz fluorescente de tubo: tubos largos que producen luz de espectro azul. Requiere lámparas fluorescentes para su utilización. Se pueden usar en la fase vegetativa.
– Fluorescentes compactos: pequeños tubos en forma de espiral que produce luz de espectro azul o rojo. Ideal para la fase de crecimiento (si son más azules) o la fase de floración (blanco suave / 2700 K).
– Bombillas de alta presión de Sodio: Luz de alta intensidad que produce gran cantidad de luz roja. Requiere un balastro, y aunque son ideales para la fase de floración, se pueden usar durante todo el crecimiento del cannabis.

Para simular las horas de luz del sol, se puede usar un temporizador para las luces que se puede comprar en cualquier ferretería o centro comercial. Son los que nos van a ayudar a ser meticulosos con las 18 horas de luz y 6 horas de descanso durante el crecmiento, o las 12 horas de luz, y 12 de oscuridad de la fase de floración.

via Cultiva.me

Publicado el

Cosecha, secado y curado

El día que cortamos ponemos fin a un trabajo de meses. El sacar mas o menos producción dependerá de diversos factores como son la variedad elegida, parámetros de cultivo obtenido, plan nutricional dado, plagas, carencias, excesos o cualquier anomalía surgida en el transcurso de cultivo. Pero conseguir que la cosecha tenga mas o menos calidad dependerá de otros factores o técnicas realizadas que a continuación se detallan.
Primero Dejar de abonar sobre 7 días antes de cortar, este tiempo dependerá del tipo de abono usado (orgánico,mineral o químico) y cantidades empleadas. En ese riego haremos un lavado de raíces, que consiste en aplicar 3 partes de agua por litro de sustrato: es decir, si una maceta es de 7 litros, echaremos 21 litros de agua, teniendo en cuenta que los últimos litros que se apliquen a cada planta el PH tiene que estar ajustado y situarlo entre 6,6 y 6,8.
Segundo Si observamos en las hojas restos de pulverizaciones de emergencia (no son convenientes en floración avanzada), suciedad, etc. El día anterior al corte se podrá aplicar una pulverización de limpieza, pero siempre al comienzo del periodo diurno, ventilando convenientemente. Si se han padecido hongos o tuviésemos problemas con la humedad, esta pulverización de limpieza no seria apropiada. Si las plantas están limpias, desde luego no pulverizaremos ya que en floración solo se hace como ultimo recurso.
Tercero Los días anteriores al corte no debemos regar, y el día que cortemos el sustrato tiene que estar seco,para facilitar el secado. Cosecha cuando se encienda el foco ya que es cuando el contenido de thc esta en su punto máximo.
Cuarto Es conveniente manicurar antes de secar ya que después es mas costoso y lento. La manicura es mas sencilla cuando las hojas están blandas y flexibles. Hay diversas formas de manicurar y todas son validas. Para un manicurado correcto se deben manosear lo menos posible los cogollos. Se puede colgar la planta bocabajo, y cortarla en ramas o cogollos. Los restos de la manicura,se recogen en una bolsa y se dejan secar en un ambiente seco,ventilado y oscuro. Cuando estos restos han perdido la humedad y están quebradizos, se guardan en el congelador para su posterior utilización. La duración del secado dependerá lógicamente del grosor de los cogollos y de la temperatura y humedad que tengamos. Los mejores resultados se obtienen haciendo un secado lento y dentro de unos parámetros ideales. La temperatura debe estar entre 18º y 24º, y la humedad entre 45% y 55%. Las temperaturas por debajo de 18º retrasan el secado, la humedad suele aumentar rápidamente. Las temperaturas por encima de 24º pueden provocar que los cogollos se sequen demasiado rápido y hace que la humedad caiga por debajo del 50% ideal.
Quinto El curado es el proceso por el cual los cogollos continúan secándose lentamente. Se pueden hacer curados en madera,cartón y cristal, quedándome con este ultimo, ya que al ser el cristal un material inerte, difícilmente puede transmitir sabores y olores. Los recipientes hay que guardarlos en un sitio oscuro,fresco y seco. Hay que airear desde el primer día que metamos los cogollos a los recipientes:
1º semana……3 veces al día un par de minutos
2º semana…….2 veces al día un par de minutos
3º semana……..1 vez al día 3 o 4 minutos
4º semana……..cada 3 días un par de minutos
Transcurrido este tiempo,la marihuana debería estar ya curada y se podrá guardar en botes para su posterior autoconsumo.
Publicado el

Carencias y Excesos

Consejos generales para solucionar carencias

Las carencias nutritivas de las plantas no suelen venir solas. Habitualmente encontraremos dos o más deficiencias a la vez. Muchas carencias, especialmente las de microelementos, no son debidas a una falta de ese elemento, si no a un pH inadecuado o a un exceso de sales en la tierra.

Cuando sucede esto, las raíces no pueden absorber los nutrientes, aunque estén presentes en la tierra.

Para solucionar esta carencia, la técnica a seguir es la siguiente. En primer lugar lavaremos la tierra regándola con una cantidad considerable de agua, que dejaremos que escurra por los agujeros de drenaje. El agua se llevara disueltas las sales que estuvieran presentes en la tierra, dejándola limpia de sales.. Es imprescindible lavar la tierra con mucha agua. alrededor de dos litros por cada litro de tierra.

A continuación regaremos las plantas con una solución fertilizante. Es importante usar abonos NPK con microelementos durante toda la vida de la planta. El cannabis es una planta que crece con rapidez y necesita mucho alimento. Si cultivamos en macetas, será necesario abonar una vez por semana con un fertilizante líquido para que la planta no le falte de nada. Evitaremos que se acumulen los restos de fertilizantes lavando periódicamente la tierra ( al menos cada dos semanas ).

El pH es una escala que va de 0 a 14 e indica la acidez o alcalinidad de cualquier sustancia, siendo 0 la máxima acidez, 14 la máxima alcalinidad y 7 el pH neutro. El cannabis crece bien en un pH ligeramente ácido ( pH 5,8 a 6,5 en hidroponía y pH 6,3 a 6,8 en tierra ). Si el pH sube por encima de 7 o 7,2, comienzan las carencias, al igual que si el pH es demasiado bajo. Para medir el pH podemos usar papel de tornasol o medidores de pH para acuarios.

En las tiendas especializadas en cultivo de cannabis también se pueden encontrar medidores digitales, más caros pero más exactos. Si el pH del agua es muy alto o muy bajo, lo ajustaremos con un ácido o una base, respectivamente. Hay que ajustar siempre el pH del agua antes de regar. Si añadimos abono al agua, ajustaremos el pH después de añadir el fertilizante.

Para evitar carencias de nutrientes, lo mejor es la prevención: controla el pH del agua y de la tierra, alimenta tus plantas una o dos veces por semana con abono líquido.

Publicado el

Poda normal y poda fim

Podar el tallo principal o hacer FIM a tus plantas no tiene por qué ser un dolor de cabeza como muchos piensan.
Simplemente seguid las siguientes instrucciones y te podrás convertir en un profesional de la poda.

Podar el Tallo Principal (poda normal)

1-Ubicar el extremo superior de la planta y cortar el tallo principal justo antes del brote principal más nuevo. Esto debe ser hecho luego del 3er o 4to nudo de hojas, pero bien puede ser hecho en cualquier momento luego del 3er nudo de hojas.

2-Se ve la planta luego de ser cortada y de donde comenzarán a crecer 2 nuevas ramas formando una «Y» en el tallo principal.

3-Se ve la planta podada luego de 2 días de crecimiento, noten como se forma la «Y» en el tallo principal.

Poda FIM

La poda FIM es en realidad similar a la poda normal, con FIM se hace casi lo mismo solamente que se deja una parte del último brote. Se poda solo parte del brote principal más nuevo el cuál es muy difícil de ver.
El efecto de esta poda es obtener 4 nuevos tallos principales juntos, en realidad son 2 tallos en el extremo superior (como en la poda normal), y como la poda fue hecha bien contra las nuevas hojas que se hubieran formado en el nuevo brote, crecerán 2 nuevos brotes de ahi.

Este es el paso a paso para lograrlo:

1-Ubicar el extremo superior de la planta donde está el brote más nuevo.

2-Con unas tijeras limpias y esterlizadas apretar las hojas y cortar aproximadamente el 80% del nuevo brote.

3-Así se ve desde arriba luego del corte

4-Vista desde arriba luego de 2 días de crecimiento. se aprecian las 4 nuevas futuras ramas.




via lamarihuana.com

Publicado el

Marihuana, diferencia entre macho o hembra

La planta de marihuana ( cannabis sativa sp.) es una planta dioica o unisexual, lo que significa que produce flores masculinas y femeninas en plantas diferentes, aunque también puede producir plantas que presenten ambos sexos, a las que denominamos hermafroditas. A la planta que producen flores masculinas la llamamos planta macho y a la que produce flores femeninas la llamamos planta hembra.
ficha-botanica-cannabis2
Las plantas de marihuana machos florecen ofreciéndonos unas campanitas agrupadas en panículas, que cuelgan hacia abajo y que acaban abriéndose y soltando el polen, mientras que las plantas hembras nos ofrecen unos cálices en forma de lágrima de donde salen dos pelitos, normalmente blancos llamados pistilos y que se agrupan formando lo que solemos llamar cogollos.

Cuando se puede diferenciar la marihuana hembra?

Por lo general, la planta del cannabis empieza a florecer cuando se alarga el fotoperiodo nocturno (las noches se hacen largas), lo cual le sirve de señal para entrar en floración y marcar así claramente su sexualidad. En realidad las plantas llegan a su estado de maduración sexual pasadas entre seis y ocho semanas después de la germinación de las semillas, sin necesidad de ningun cambio en el fotoperiodo.
Es precisamente este hecho el que nos puede ayudar a conocer el sexo de nuestras plantas sin tener que recurrir a esquejar o realizar cambios de fotoperiodo que podrían estresar a nuestras jóvenes plántulas.
Como hemos dicho anteriormente, las plantas al cumplir los dos meses desde la germinación, o lo que es lo mismo al llegar al quinto o sexto estadio de hojas, llegan al estado de “maduras sexualmente” lo que significa que ya han marcado su sexo y, excepto en algunos casos de hermafroditismo posterior inducido por estrés, ya va a ser el sexo que va a mantener durante toda su vida, y es justo en este momento cuando podemos sexar nuestras plantas.
Esta es una técnica, la de detección precoz de sexo, que se va perfeccionando cuanto más la usamos y puede llevarnos a poder diagnosticar el sexo de nuestras plantas de marihuana desde una etapa muy precoz.

Sexar marihuana a partir de esquejes

Si no conseguimos sexar nuestras plantas con este método, siempre nos queda la opción de sacar un esqueje de marihuana de cada una de nuestras plantas y pasarlo a un armario de cultivo donde tengamos un fotoperiodo de 12 horas de luz y 12 de oscuridad, la cual cosa hará que se pongan a florecer y nos revelen su secreto sexual, que, por supuesto, será el mismo que el de la planta madre original.
Lo que no aconsejamos de ninguna forma, es pasar las plantas madre durante unas semanas a 12h. luz/12h. de oscuridad y luego volverlas a pasar a 18 h.de luz /y 6h de oscuridad, ya que esto provoca cambios hormonales importantisimos en el interior de la planta y es una forma fácil de inducir a nuestras plantas al stress con la consiguiente posible aparición de plantas hermafroditas.[