Publicado el

Rosin y concentrado de cannabis

El Rosin es el nuevo concentrado de cannabis que se está convirtiendo rápidamente en el extracto favorito de los dabbers y los entusiastas del hachís casero. ¿Por qué? Porque es puro, limpio y muy fácil de hacer.

ROSIN: EL CONCENTRADO LIMPIO

Probablemente ya estarás familiarizado con concentrados como el BHO y sus derivados más finos, como el honeycomb, el shatter o el wax. Todos son potentísimos, con un nivel de THC mayor del 50%. Lo malo es que hay que extraer la resina con productos químicos peligrosos, por lo general, gas butano.

El Rosin, sin embargo, es el champán de los concentrados, y cumple con todas las expectativas. Es fácil de preparar en casa, súper potente, y tiene un aspecto genial, parecido a un pegajoso ámbar fumable.

El Rosin casero es igual de potente que el mejor BHO de producción profesional, y a veces incluso más, y su proceso de elaboración no es tan complicado ni peligroso. De todos los extractos que existen, el Rosin está a la par con el hachís de hielo, o Ice-Hash, por ser el la más natural y 100% libre de sustancias químicas.

CÓMO PREPARAR ROSIN CASERO

Primero, deberás hacerte con una serie de utensilios del hogar. Necesitarás lo siguiente:

  • Planchas del pelo
  • Papel de pergamino
  • Guantes
  • Utensilio para raspar. Un rascador de mano de la ferretería es ideal, y muy útil para todo tipo de preparación de hachís.

Una vez que tengas todos los materiales, es el momento de romper tu alijo de hierba. Los cogollos pequeños son mejores para la extracción de Rosin, así que comienza con los más subdesarrollados. Toma un trozo de papel de pergamino del tamaño de las planchas, dóblalo por la mitad, y pon un cogollo dentro.

Enciende las planchas a la temperatura mínima y ponte unos guantes resistentes al calor, por si acaso. Coloca el papel con el cogollo dentro de las planchas y aprieta. Ten cuidado de no destrozar las planchas, la hierba no debe entrar en contacto con las superficies calientes.

Los dos principios para la fabricación de Rosin son calor y presión. La mayoría de planchas para el pelo tienen varios ajustes de temperatura, y si estás familiarizado con los vaporizadores, ya conocerás el concepto de la extracción por calor. La temperatura ideal para la extracción de Rosin es de 120-165°C.

Deberás experimentar primero, pero con un poco de práctica encontrarás la temperatura adecuada para tus variedades. Presiona durante 5-10 segundos, lo suficiente para drenar toda la pegajosa resina del cogollo.

Si presionas durante más tiempo, el cogollo se convertirá en un botón aplanado sin propiedades psicoactivas. El último paso es recoger con cuidado el Rosin y, si vas a elaborar más, utiliza un nuevo trozo de papel, de lo contrario malgastarás el cogollo.

Unos rendimientos típicos son de alrededor del 10-25%, por lo que vas a necesitar un buen pulso y un rascador de mano para separar el Rosin del papel. Una vez que lo hagas, ya está listo para dabbear o vapear, ya que todo el proceso es natural y no necesita purga.

El polen y algún tipo de hachís de grado b también se pueden beneficiar de este método. Este tipo de resina es divino, y la mejor forma de convertir una hierba mediocre en un extracto de entendido.

Si quieres preparar varias dosis y preservar el Rosin para más tarde, recuerda que es muy pegajoso, por lo que cuando ya tengas un buen puñado, ponlo en un recipiente de silicio o envuélvelo en papel pergamino.

Para conservarlo durante períodos más largos, lo mejor es almacenarlo en papel y en un frasco de vidrio, como la hierba. No cometas el error de principiante de meterlo en bolsitas de plástico.

La elaboración casera de Rosin es rápida y divertida, al contrario que la experiencia cercana a la muerte que puede llegar a ser la extracción de BHO. Hay que dejar la preparación de este aceite a los expertos y profesionales que cuentan con utensilios de laboratorio.

El Rosin casero es lo bastante bueno como para ganar el «Pepsi challenge» contra cualquier tipo de concentrado de cannabis. Esta es una de esas raras ocasiones en las podemos terminar con una recomendación para que lo intentes en casa.

Visto en Cannabis.info  Foto por Leafly

Publicado el

Si tus cogollos tienen hongos, estos son los peligros de fumarlos

El cannabis atacado por hongos puede ser una fuente de problemas serios. El British Medical Journal describió el caso de una mujer cuya marihuana medicinal estaba infectada con hongos. Una paciente de 48 años que usaba marihuana para fines médicos, que fumaba hasta seis porros al día, sufría mareos, fatiga, no recordaba su nombre y se comportaba agresivamente.

Después de algunas semanas de prueba, los médicos encontraron al paciente con infección por coccidioidomicosis (fiebre de San Joaquín o fiebre del Valle) e indicaron que era el cannabis la fuente de infección, contenía un hongo llamado coccidioidomicosis.

En algunas regiones de California, la coccidioidomicosis  esta en el suelo. Esta especie de hongo puede causar la coccidioidomicosis humana, comúnmente conocida en Estados Unidos como fiebre de California. Cuando las plantas se cultivan en el suelo donde esta este hongo, las esporas inevitablemente terminan en la planta.

Marihuana medicinal contaminada con pesticidas

Para confirmar sus sospechas, los investigadores tomaron muestras de una dispensario en Bakersfield, donde el paciente compró marihuana medicinal. Más del 90 por ciento de las plantas de cannabis probadas estaban contaminadas con pesticidas, y las plantas de 20 cultivos fueron analizadas para detectar el moho.

En la mayoría de las cepas de exteriores que son preferidas por las mujeres, los científicos descubrieron esporas de Coccidioides Immitis(3 de 9 muestras). Los investigadores también encontraron casos de infección por Cryptococcus neofarns. Los cirujanos han descubierto que es posible que las esporas de hongos sobrevivan a las altas temperaturas que ocurren cuando los pacientes fuman la hierba.

Por primera vez, surgen inquietudes sobre el moho y otros contaminantes, pero hasta ahora se ha sospechado que solo las personas con sistemas inmunes debilitados pueden enfermarse mientras fuman marihuana contaminada con hongos. Este es el primer caso documentado de una persona con un sistema inmune intacto infectado por fumar cannabis contaminado con coccidioidomicosis.

“Asegúrese de saber de dónde proviene su marihuana. Recomiendo comprar cepas cultivadas en interiores, y para personas con inmunidad reducida, por ejemplo, infectadas con VIH o sometidas a infecciones, recomiendo evitar fumar marihuana. Por otro lado, los productos comestibles son probablemente más seguros para comer, y los vaporizadores pueden ser una alternativa efectiva al tabaco. “- dijo el autor de la investigación, el Dr. Bryan Sharpiro.

Lucha contra la marihuana contaminada

Muchos estados de los EE. UU. Donde el uso de marihuana con fines médicos es legal requiere un análisis de laboratorio para garantizar que el producto esté libre de contaminantes, incluidos pesticidas, mohos y otros. Este año, como parte de la legalización de la marihuana con fines recreativos, se introdujeron los requisitos de pruebas de laboratorio en California, que no se aplicaron antes de la legalización.

Independientemente de si el país requiere una prueba de laboratorio, la verificación de la pureza de la marihuana es importante para la salud del paciente. Sin embargo, mientras sea ilegal, los usuarios recreativos de todo el mundo usan marihuana de origen desconocido. Una parte importante de ella está contaminada con diversos productos químicos, azúcares y otros productos que aumentan su masa, gracias a la cual los distribuidores ganan más.

Publicado el

Estudio: Tratar la fibromialgia con cannabis es efectivo

Según un nuevo estudio publicado por el Journal of Clinical Rheumatology , el cannabis tuvo “un efecto favorable significativo” sobre la fibromialgia en todos los participantes.

“La fibromialgia es un síndrome de dolor crónico, caracterizado por dolor musculoesquelético crónico, fatiga y trastornos del estado de ánimo”,explica el resumen del estudio. “Casi no hay datos sobre el efecto del tratamiento con cannabis medicinal en pacientes con fibromialgia”.

Para el estudio, los datos se obtuvieron “de los registros de 2 hospitales en Israel (Hospital Laniado y Hospital Nazareth) en pacientes con diagnóstico de fibromialgia que fueron tratados con cannabis medicinal”. Después de obtener el consentimiento del paciente, los parámetros demográficos, clínicos y de laboratorio fueron documentados. Todos los pacientes “también completaron el Cuestionario de Impacto de Fibromialgia Revisado con respecto al período anterior y posterior al tratamiento con marihuana medicinal”.

Treinta pacientes fueron identificados, y 26 pacientes fueron incluidos en el estudio. Hubo 19 mujeres pacientes, y la edad media del grupo de estudio fue de 37.8 ± 7.6 años. La “dosis promedio de cannabis medicinal fue de 26 ± 8,3 gramos por mes y la duración media del uso de marihuana fue de 10,4 ± 11,3 meses”. Después de comenzar el tratamiento con cannabis medicinal, “todos los pacientes informaron una mejoría significativa en cada parámetro del cuestionario, y 13 pacientes (50%) dejaron de tomar otros medicamentos para la la enfermedad. Solo ocho pacientes (30%) experimentaron” efectos adversos muy leves”.

El estudio concluye afirmando que; “El tratamiento médico con cannabis tuvo un efecto favorable significativo en los pacientes con fibromialgia, con pocos efectos adversos”.

El estudio completo se puede encontrar haciendo clic aquí .

Publicado el

Epilepsia en niños frenadas por el Cannabis medicinal

De acuerdo con los resultados del primer estudio sobre efectos de cannabis medicinal en pacientes mexicanos, 84 por ciento de los enfermos de entre seis y 10 años lograron disminuir de manera significativa las crisis epilépticas, provocadas por el síndrome Lennox-Gastaut, mientras 17 por ciento alcanzó el control completo durante cuatro meses continuos.

El estudio tuvo el apoyo de la fundación “Por Grace” y el Hospital Español. A los menores se les dio la misma cantidad de cannabidiol, sustancia RSHO: de cinco a siete miligramos diarios por cada kilo de peso.

Según el neuropediatra Saúl Garza, médico que condujo el estudio, en la mayoría de los casos estudiados, los niños tomaban siete fármacos diferentes cada día para poder sobrellevar sus síntomas. En el 10 por ciento de los casos, los doctores “ya se habían dado por vencidos”.

 

3408394_n_vir3

 

Comentó que “el tema es que estos niños llegan a las instituciones de salud y los médicos, en su afán de controlarlo, prueban muchas alternativas de tratamiento, en promedio, cada paciente tomaba siete fármacos. En el 10 por ciento, los médicos ya se habían dado por vencidos y a pesar de que sus pacientes habían sido sometidos a cirugía cerebral, seguían teniendo cinco o 10 crisis al día”.

Alertó que el freno legislativo en México impide mayores investigaciones en el tema y sobre todo, el uso de THC –la sustancia psicotrópica de la marihuana- que podría ayudar en otros padecimientos de epilepsia, neuropatías de la diabetes y cáncer.

“Desafortunadamente, nuestro legisladores no han terminado de aprobar leyes para poder aprobar el uso de cannabidiol de manera legal, lo que se ha hecho hasta ahora es un proceso de extensión o de excepción con la Comisión Federal contra la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Fundación ‘Por Grace’ para poder traerlos.”

Garza Morales llamó al gobierno mexicano a emprender acciones para que los médicos en el país puedan “avanzar más rápido”.

Dijo que “llamamos la atención del gobierno mexicano para que pudiéramos avanzar lo más rápido posible y más niños que estén sufriendo de esto usen este producto a precios más accesible, buscamos que esté disponible para el público general y que pudieran beneficiarse otras personas. México debería tener más apertura con relación al uso de estos productos de manera racional…lo primero que debemos hacer es quitar la prohibición de que los médicos podamos hacer experimentos e investigaciones con esto”.